AEVE. A una voz, un sólo sentir de lucha… Ahora o nunca

Comunicado sobre 9 de octubre de 1979

La situación económica y las condiciones laborales en que se encontraban los educadores panameños eran difíciles, a finales de la década del 70 un maestro ganaba B/235.00 por mes. De ese salario que devengaban los docentes cubrían diversos materiales para la complementación del proceso educativo en el aula.

Situación que motivó al maestro Ananías Quintero, quien laboraba en la Escuela República de El Salvador, ubicada en El Chorrillo, a reunir a sus colegas y les propone la creación de un comité para luchar por el aumento salarial del profesional de la educación. Acuerpada la idea por todos los colegas de dicho centro educativo, se integra una directiva y se da inicio a una campaña para lograr el apoyo de la provincia de Panamá y más tarde el resto del país.

Una volante con fecha 18 de agosto de 1978, que indicaba lo siguiente: “Que un grupo de educadores de la Escuela República de El Salvador se había reunido para organizar un movimiento pacífico, pero con buenas bases para exigir se nos mejore el salario. Se solicita que escojan dos representantes de su personal docente para que asistan a una reunión preliminar el sábado 26 de agosto de 1978, en la Escuela República de El Salvador, en calle 26 Oeste, El Chorrillo.”

Se persigue intercambiar opiniones sobre la crisis económica que confrontaban los educadores panameños, debido al alto costo de la vida y al mísero sueldo que devengaban. La nota la firma el maestro Ananías Quintero.

El sábado 26 de agosto, en el gimnasio del plantel, se dio cita una gran cantidad de maestros que fueron los iniciadores de la más grande lucha en la educación nacional, así, en el lapso comprendido entre el 18 de agosto y el 22 de septiembre se le asignó al Comité el nombre de Comité Pro aumento de Sueldo de los Educadores y se denominó al grupo Maestros Independientes, a este movimiento se incorpora la Asociación Nacional de Profesores y se suman todas las provincias del país’.

Es importante indicar que todas las organizaciones gremiales y políticas habían sido proscritas por el golpe militar dado el 11 de octubre de 1968. El 22 de septiembre, a las diez de la mañana, se da inicio a la marcha, encabezada por los docentes de la Escuela República de El Salvador. Más de 20,000 maestras/os cantando el Himno del Maestro, caminaron por la Ave. Central hasta la Presidencia de la República.

Al no haber una comunicación por parte del Gobierno y los compañeros que estaban negociando a quienes se les llamó ‘EL GRUPO DE LOS OCHO’, el maestro Marco Alarcón pide una reunión para el 7 de octubre, en el gimnasio del plantel, para que se le informara al conglomerado lo que se estaba negociando… El sábado 7 se mantuvo cerrada la escuela, el grupo de educadores se reúne en el Instituto Nacional y acuerdan convocar a una reunión para el 9 de octubre de 1978 en la Escuela República de Venezuela. En esa reunión se considera oportuno nombrar un nuevo Comité Ejecutivo y así surge el Movimiento de Maestros Independientes Auténticos, cuyo coordinador fue el maestro Marco Alarcón.

No se obtiene una respuesta satisfactoria en 1978, de las demandas exigidas por el movimiento magisterial, se realiza un paro de 22 días y en mayo del 79 el descontento volvía a cerrar filas, al no lograr acuerdo y se realiza la huelga que culmina el 9 de octubre de ese año.

Valoremos por siempre a maestras y maestros de la lucha de 1978 Y 1979, militantes, sin ningún tipo de interés económico, sólo el compromiso de defender los derechos de la colectividad y que enfrentaron al G-2 y la represión a distintos niveles con dignidad.

SECRETARÍA GENERAL

ASOCIACIÓN DE EDUCADORES VERAGÜENSES, (A.E.VE.)

“Quien no se atreve a luchar, no merece educar”

Leave a Reply

Your email address will not be published.